El amor es azul

flor-de-loto-roja

 

1.- Azul

2.- La Nave de la vida

3.- El dulce mal

4.- Del camino

5.- Canciones

6.- Galerías

7.- Nocturno

8.- Ausencia

9.- Si tu amas

10.- El regreso


1. “Azul”. Cruz Salmerón Acosta

Las 100 Mejores Poesías líricas venezolanas.

¡Azul de aquella cumbre tan lejana

Hacia la cual mi pensamiento vuela

Bajo la paz azul de la mañana,

Color que tantas veces me revela!

Azul que del azul del cielo emana,

Y azul de este gran mar que me consuela

Mientras diviso en él la ilusión vana

De la visión del ala de una vela.

Azul de los paisajes abrileños,

Triste azul de los líricos ensueños,

Que me calman los íntimos hastíos.

Sólo me angustias cuando sufro antojos

De besar el azul de aquellos ojos

Que nunca más contemplarán los míos.

2. “La Nave de la Vida”. Elías Calixto Pompa

Las 100 Mejores Poesías Líricas Venezolanas

Llena de flores, imponente, erguida,

innúmeros viajeros transportando

Sobre un inmenso mar va resbalando

Con su carga la nave de la vida.

Todos viajan contentos, porque en suma

Advierte cada cual, gozando a solas,

Escritas sus venturas en las olas,

Grabados sus ensueños en la espuma.

Así van y remontan, siempre viendo

Esos renglones que su anhelo fragua,

Y según más o menos gira el agua

Unos cantando van, otros riendo

¡Cayó uno!

Ya la ondas

Le cubrieron…

¡Poco importa!

Dicen todos

Los que quedan en pie,

con voz ruidosa.

¡Otro al agua!…

¡Boga, boga!

Que allá vienen

Juguetonas

Dichas nuevas

Escritas en le espuma

y en las olas.

Y la nave se va. Pesada bruma

Envuelve para siempre a los caídos,

Y siguen los demás entretenidos

Mirando los retozos de la espuma.

Pasajero soy yo. También me fragua

La mente sueños de esmeralda y oro,

Y los busco y los hallo y los adoro,

Escritos un momento sobre el agua:

También yo voy contento, mar bonanza,

Mirando de las olas la cadena:

La que se va, me digo: es mi pena

La que se viene, me digo: ¡es mi esperanza!

¡Mas habré de caer! ¡Ay! Lo que siento

Es que al llegar mi vez, cuando importuno

Alguien grite en la nave: ¡cayó uno!

Cortando la sutil gasa del viento,

Digan todos

Los que queden en pie,

con voz ruidosa:

¡Adelante!

¡Poco importa!

Siga el barco

La maniobra,

Que allá vienen

Juguetonas

Dichas nuevas,

Escritas en la espuma y en las olas

Y colmada de flores, siempre erguida,

Innúmeros viajeros transportando,

Sobre el inmenso mar, siga avanzando

Con su carga la nave de la vida!

Y sigan los demás camino haciendo,

Al ver el ancho mar, gozando a solas,

Según menos o más giren las olas,

Vayan unos cantando, otros riendo;

Mientras que yo me quedo…

mientras en suma

De ensueños tantos que la mente

fragua,

Tan sólo quedará por sobre el agua

Escrita mi memoria con espuma.

3. “El dulce mal”. Andrés Eloy Blanco.

Poda.

Vuelvo mis ojos a mi propia historia.

Sueños, más sueños y más sueños…gloria,

más gloria…odio…un ruiseñor huyendo…

y asómbrame no ver en toda ella

ni un rasgo ni un esbozo, ni una huella

del dulce mal con que me estoy muriendo.

Torno a mirar hacia el camino andado…

Mi marcha fue una marcha de soldado,

con paso vencedor, a todo estruendo;

mi alegría una bárbara alegría…

y en nada está la sombra todavía,

del dulce mal con que me estoy muriendo.

Surgió una cumbre frente a mí; quisieron

otros mil coronarla y no pudieron;

sólo yo quedé arriba, sonriendo,

y allí, suelta la voz, tendido el brazo,

nunca sentí ni el leve picotazo

del dulce mal

con que me estoy muriendo.

más, yo fui vencedor del mal tremendo;

fui gloria empurpurada y vespertina,

sin presentir la marcha clandestina

del dulce mal

con que me estoy muriendo.

Fuerzas y potestades me sitiaron

y, prueba sobre prueba, acorralaron

mi fe, que ni la cambio ni la vendo,

y yo les vi marchar con su despecho

feliz, sin presentir nada en mi pecho

del dulce mal con que me estoy muriendo.

Mujeres…por mi gloria y por mis luchas

en muchas partes se me dieron muchas

y en todas partes me dormí queriendo

y en la mañana hacia otro amor seguía,

pero en ninguno el dardo presentía

del dulce mal con que me estoy muriendo.

Y un día fue la torpe circunstancia

de quedarnos a solas en la estancia,

leyendo juntos, sin estar leyendo,

mirarnos en los ojos, sin malicia,

y quedarnos después con la delicia

del dulce mal con que me estoy muriendo.

4. “Del camino” (fragmentos). Antonio Machado.

Antología Antonio Machado.

Me dijo un alba de la primavera:

Yo florecí en tu corazón sombrío

ha muchos años, caminante viejo

que no cortas las flores del camino.

Tu corazón de sombra ¿acaso guarda

el viejo aroma de mis viejos lirios?

¿Perfuman aún mis rosas la alba frente

del hada de tu sueño adamantino?

Respondí a la mañana:

Sólo tienen cristal los sueños míos.

Yo no conozco el hada de mis sueños;

no sé si está mi corazón florido.

Pero si aguardas la mañana pura

que ha de romper el vaso cristalino

quizá el hada te dará tus rosas,

mi corazón tus lirios.

5. “Canciones” (fragmentos). Antonio Machado.

Antología Antonio Machado.

Era una mañana y abril sonreía.

Frente al horizonte dorado moría

la luna, muy blanca y opaca; tras ella,

cual tenue ligera quimera, corría

la nube que apenas enturbia una estrella.

……………………………………………………

Como sonreía la rosa mañana

al sol del oriente abrí mi ventana;

y en mi triste alcoba penetró el oriente

en canto de alondras, en risa de fuente

y en suave perfume de flora temprana.

Fue una clara tarde de melancolía.

Abril sonreía. Yo abrí las ventanas

de mi casa al viento…El viento traía

perfume de rosas, doblar de campanas…

Doblar de campanas, lejanas, llorosas,

suave de rosas aromado aliento…

…¿Dónde están los huertos

floridos de rosas?

¿Qué dicen las dulces campanas

al viento?

………………………………………..

Pregunté a la tarde de abril que moría:

¿Al fin la alegría se acerca a mi casa?

La tarde de abril sonrió: La alegría

pasó por tu puerta, y luego, sombría:

Pasó por tu puerta. Dos veces no pasa.

6. “Galerías” (fragmentos). Antonio Machado.

Antología Antonio Machado.

Desde el umbral de un sueño me llamaron…

Era la buena voz, la voz querida.

Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?…

Llegó a mi corazón una caricia.

Contigo siempre…Y avancé en mi sueño

por una larga, escueta galería,

sintiendo el roce de la veste pura

y el palpitar suave de la mano amiga.

Amargo caminar, porque el camino

pesa en el corazón. ¡El viento helado,

y la noche que llega, y la amargura

de la distancia!…en el camino blanco.

La estrella es una lágrima

en el azul celeste.

Bajo la estrella clara (…)

una nube quimérica de plata.

Tal vez la mano, en sueños,

del sembrador de estrellas,

hizo sonar la música olvidada

como una nota de la lira inmensa,

y la ola humilde a nuestros labios vino

de unas pocas palabras verdaderas.

(…) voy recordando versos juveniles…

¿Qué fue de aquel mi corazón sonoro?

¿Será cierto que os vais, sombras gentiles,

huyendo entre los árboles de oro?

7. “Nocturno”. Hugo Fernández Oviol.

Antología poética.

Pronuncio tu nombre en medio de la noche

y una lluvia de estrellas puebla mi corazón;

ausculto atentamente el silencio

y la avidez de mi oído reproduce tu voz.

Mis ojos en la noche esculpen tu figura,

las manos se me fugan detrás de tu figura

y tu imagen en mi alma entona una canción.

Reinvento tu mirada, tus pasos reconstruyo,

diseño tus caricias, dibujo tus arrullos

y en medio de la noche te doy mi corazón.

8. “Ausencia”. Hugo Fernández Oviol.

Antología Poética

¡Que semana tan larga!

¡Que días tan vacíos!

¡Que carencia de pájaros!

¡Que plazas tan sin niños!

Deambulo por las calles

y no encuentro tu sonrisa

me sobran las palabras,

me faltan los caminos;

el aire es sordo y mudo,

el fuego es sólo un mito;

los bares enlutados

sollozan en la esquina

y mi corazón desnudo

bebe tu ausencia y grita.

9. “Si tu amas”. Paul Eluard.

Poemas. Poesías del Mundo. Serie Antologías.

Si tú amas la intensa nube

infusa a todas las imágenes

Su sangre de verano

Da a las risas sus labios de oro

A las lágrimas sus ojos sin límites

A los grandes impulsos su peso huidizo.

Para lo que tú quieres acercar

Enciende el alba de la fuente

Tus manos ligadoras

pueden unir luz y ceniza

Mar y montaña, llanuras y ramas

Macho y hembra nieve y fiebre.

Y la nube más vaga

La palabra más banal

El objeto perdido

Fuérzales a batir las alas

Vuélveles semejantes a tu corazón

Hazlos servir la vida entera.

10. “El regreso”. Rafael Alberti.

Poemas Escogidos.

He elegido este día.

Aquí va a comenzar otra vez el otoño.

Allí, la primavera.

He elegido este día.

Aquí todas las hojas se preparan

para morir. Una neblina tierna,

movida por el viento,

va a hacer más delicada su caída.

Allí, seguramente,

ya están listas las hojas y las flores

y preparado el cielo

y ensayados los pájaros

para cantar su entrada.

¡Adiós, adiós, pequeña casa mía,

casa mía de rubias maderas

como un barco

bello y tranquilo, anclado dulcemente

en el remanso umbroso

de los bosques!

¡Adiós, negros cipreses impasibles,

álamos carolinos, casuarinas

musicales, oídas arboledas

en los lentos nocturnos

de párpados insomnes!

No os abandono, os dejo.

He elegido este día.

Vuelvo a ti sin espada.

Una sola canción es todo

mi equipaje.

Amor.

Amor.

Amor.

Mi mano abierta,

y en su palma, una flor.

Llamo, hermano, a tu puerta,

con amor.

Amor.

Amor.

Amor.

Tu mano abierta,

y en su palma, una flor.

Abre, hermano, tu puerta,

con amor.

¿En dónde está mi casa? Dímelo.

No la encuentro

Pero todo es mi casa…

¿En dónde mi jardín?

Más todo es mi jardín…

¿Y mi fuente de mármol?

Pero todo es mi fuente…

¿Y mi azotea?

Todas tus azoteas son las mías…

¿Y mis cielos?

Sé que todos tus cielos

también me pertenecen…

(…)

Perdona, hermano mío,

pero no sé si aquí

llegó la primavera,

si están listas las hojas

y las flores

y preparado el cielo

y ensayados los pájaros

para cantar su entrada.

Igual que un fruto lento,

dura y difícil, sigue madurando…

Permanezco en mi sitio, por ahora,

soñando en este día, como tantos

otros de otros otoños,

la feliz primavera del regreso.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Páginas

Categorías

Enlaces

Meta

Calendario

octubre 2014
L M X J V S D
« ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Most Recent Posts

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: